41º Experience: Punto y seguido

Cuando el 30 de Julio de 2011 El Bulli cerraba sus puertas la duda sobre la continuidad de la cocina de vanguardia española invadía los medios. Yo misma pensé no volver a vivir una experiencia similar.
Su fastuosa influencia llegó a eclipsar el panorama culinario y su desaparición parecía frenar una evolución creativa imparable.
Durante estos tres años no sólo se ha ido desvanecido esa incertidumbre sino que en “nuestras cocinas” ya se fragua un prometedor futuro.
También en este período de tiempo el torrente inventivo de El Bulli ha vuelto a tomar forma. Antes del cierre, a principios de 2011, ya abrían la coctelería 41º, reconvertida en 41º Experience más tarde, y el Tickets Bar. En 2013 llegaban el nikkei Pakta y la vermutería Bodega 1900, y hace justo unas semanas lo hacía la taquería mexicana Niño Viejo.
5 locales donde disfrutar de diferentes cocinas, de diferentes propuestas, pero todos ellos con un denominador común, perpetuar la huella de El Bulli.

El pasado 2 de agosto, 41º Experience, el más afín a la “casa madre”, ofrecía la última cena antes de su transformación, y por fortuna yo me encontraba entre los 16 privilegiados que disfrutaron de ella.
A la magia habitual del lugar se le suma la emoción por disfrutar de una cena única, irrepetible.
Como en todas las grandes ocasiones, el cosquilleo en el estómago es inevitable, y la convergencia de sentimientos casi inexplicable. Entusiasmo, impaciencia, felicidad, pero al mismo tiempo pesadumbre por la fugacidad del momento.
Partía de una buena base. Mi anterior experiencia allí, hace algo más de un año, fue fascinante, pero esperaba encontrarme con alguna sorpresa dada la excepcionalidad de este día y la idiosincrasia del lugar.
Esa sorpresa llega antes de lo esperado. Una llave enlazada a una nota espera en la mesa.

Clau

No quiero desvelar su uso, me gusta mantener la emoción, y del escrito, de momento, prefiero quedarme con el fragmento visible:

“Bienvenidos a 41º,
Descubran en nuestra última noche que, a través de los sentidos, tacto, olfato, vista, oído y sobre todo el gusto, alimentarse se transforma en un despertar de texturas, sabores y nuevas maneras de comer utilizando casi siempre nuestras manos.
Nuestro equipo ha preparado para usted una selección de cócteles y pequeños bocados inspirados en el verano. Prepárense para una experiencia diferente donde van a oler, tocar, sentir, coger, romper, descubrir, oír, paladear, beber, emocionarse, reír y, sobre todo, disfrutar”

Dos frases que resumen de manera explícita y gráfica el decurso de la noche. Suficientes para convencerme, por lo que es momento de dar comienzo a esta última experiencia en 41º.
El recorrido, como es habitual, se desarrolla a través de 41 pases, en los que se incluyen uno o varios bocados y diversos cócteles, todos ellos deliciosos.
La muestra, a continuación:

Cocktail de verano.
Almendra con caviar
Colibrí
Crisalida de cereza y regaliz
Hoja de lima
Rosa de fresa
1

Perla de sésamo
Sandia impregnada
Butho

2

Gunkan de atún
Milhojas de atún

3

Ostra y horchata
Berenjena con caviar
Chip de plátano

4

Fideos a la cazuela
Tabla de queso

5

Ferrero rocher
Sotobosque de ceps y parmesano
Pistacho
Frambuesa y grosella

6

Airbaguette de rubia gallega
Jurel y cereza

7

Mejillones a la beurre blanc de yuzu
Pan de codium con esturión al vapor y wasabi

8

Mar y montaña
Suquet

9

Tostada nórdica

10Nitro bloody

11

Ambar de miel de agave y mezcal
Aguachile de gambas

12

Pulpo con kimchee y tentáculos picantes
Nigiri nikkei

13

Ceviche norteño / Atahualpa 2.0
Baggel de pato

14

French bite
Rollito vietnamita de calamar

15

Bahn Mi cookie
Té vietnamita

16

Mousse de almendras y melocotón
Soja-temaki

17

Mató de coco / Tahiquiri /Orejón

18

Fresisuisse
Huevo de dragón / Chai lassi

19

Lemon pie cupcake
Quico rocher
Puro

20

A pesar de la dificultad para hacer buenas fotos dada la tenue luz que predomina en el local, en las imágenes se aprecia la belleza estética de cada bocado y se intuye la creatividad de un equipo que inventa constantes momentos de sorpresa. Pero hay más, mucho más. Ya lo comentaba en el post sobre la cena anterior pero esta noche se repiten muchas de aquellas sensaciones.
Me gustan los guiños a El Bulli, con sabores y propuestas que lo recuerdan, como el trío berenjena-crema de avellanas-caviar, el clásico airbaguette de 2003 o el mar y montaña de pollo y cigala; pero también las estupendas creaciones fruto de los conocimientos de Albert Adrià y su equipo sobre las cocinas del mundo. Thailandia, México, Perú, Japón, Francia …
La fabulosa puesta en escena y un ritmo que no cesa pero que no abruma.
Un atento y profesional servicio y un largo etcétera de detalles que cierran un círculo perfecto, sin fisuras.

El servicio del vino, atendido por Cristina Losada, no podía ser menos. Una carta corta pero con propuestas muy interesantes.
Para esta noche los elegidos fueron un espumoso de Castell d’Encús, Taïka 2009, tan estupendo como todo lo que hacen en esta fantástica bodega de Costers del Segre, y un Jerez, un fabuloso Navazos Niepoort 2011.

Llegado este momento, Albert descrubre el contenido final de la nota. Expectante y abrumada atiendo el desenlace.

“No es una despedida, es un hasta luego, y es por ello que les entregamos esta llave que abrirá el nuevo Enigma.
Les invitamos a formar parte de esta nueva etapa que dará comienzo en 2015…”

No hay discusión posible, ahí nos veremos de nuevo.

Más información sobre el grupo en http://es.bcn50.org/

Acerca de GastroTendencias

Diplomada en Turismo (sector al que me dedico profesionalmente) y Máster en Comunicación y Gastronomía. Mi afición por el mundo de la gastronomía va más allá del placer por la comida, por ello mi afán por saber, por formarme, lo que me ha llevado a cursar en estos dos últimos años el Intensivo de cocina y el Curso Avanzado en la Escuela Hofmann de Barcelona. De mi pasión por la gastronomía y mi interés por la escritura nace GastroTendencias, un blog sin más pretensión que la de actuar como vía de escape, como entretenimiento personal. En él pretendo ser justa y objetiva, aunque relatando cada experiencia desde un punto de vista emocional.
Esta entrada fue publicada en Restaurantes. Guarda el enlace permanente.

Se aceptan comentarios

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s