BRAS: día 3

Recuerdo siempre la primera vez que vi la portada del libro “BRAS”. Me alucinó tanto la fotografía de la “Gargouillou” que he estado durante años mirando esa portada y soñando poder estar ante una real. Hace dos años se cumplió el deseo y hasta el momento, aunque han habido experiencias únicas, creo que nunca me ha emocionado tanto un plato.

En esta ocasión, la elección del menú Balade ha estado condicionada por completo por este clásico de la cocina de Bras, y de nuevo los sentimientos han aflorado. Me resulta difícil razonar como un plato de verduras puede transmitir tanto, pero lo cierto es que este icono del “Naturalismo culinario” se ha convertido en toda una proeza. Unas 30 verduras diferentes cocidas en tiempos diferentes y salteadas con una loncha de jamón, servidas con alguna hierba aromática y algunos brotes, que pueden considerarse una auténtica obra de arte.
Me recreo en este plato degustando cada ingrediente por separado, para disfrutar de cada textura, de cada sabor. Es fascinante!!!

El filete de dorada con remolacha asada a la brasa, salsa de mostaza y calament, es otra gran demostración del dominio de Bras en la cocción del pescado y su genialidad en acompañarlo. La remolacha está buenísima.

Otro plato estrella, el foie gras de pato asado con avellanas tostadas y vinagre de membrillo, marcado a la plancha a la perfección. Adoro este foie.

Después de un plato contundente, uno ligero que se agradece, la cebada con crema de trufas de Comprégnac, sobre un caldo de calabaza.

Para concluir, la silla de cordero “Allaiton” asada con hueso. Extraordinaria, suave y de un delicado sabor.

Y la apoteosis de este menú llega con una interpretación del coulant original de 1981, relleno de crema de castaña fundente y acompañado de un helado de avena tostada, castañas y praliné de chocolate.

Existen miles de copias, y he probado alguna bastante digna, pero nada como el auténtico. Esponjoso y muy goloso. Impresionante.

Aunque el coulant no puede superarse, el segundo postre es también delicioso, un higo relleno con coulis de frutos rojos, anís, canela, miel y vinagre. Le acompañan unas moras templadas, merengue y crema de jalea combawa.

 

Michel y Sébastien Bras son grandes, muy grandes, GRANDIOSOS.

Michel  et Sébastien Bras
Route de l’Aubrac – Laguile (Averyron)
Francia
Tel. +33 (0)565511820
www.bras.fr

Acerca de GastroTendencias

Diplomada en Turismo (sector al que me dedico profesionalmente) y Máster en Comunicación y Gastronomía. Mi afición por el mundo de la gastronomía va más allá del placer por la comida, por ello mi afán por saber, por formarme, lo que me ha llevado a cursar en estos dos últimos años el Intensivo de cocina y el Curso Avanzado en la Escuela Hofmann de Barcelona. De mi pasión por la gastronomía y mi interés por la escritura nace GastroTendencias, un blog sin más pretensión que la de actuar como vía de escape, como entretenimiento personal. En él pretendo ser justa y objetiva, aunque relatando cada experiencia desde un punto de vista emocional.
Esta entrada fue publicada en Restaurantes. Guarda el enlace permanente.

Se aceptan comentarios

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s